Fondos Indexados: Invertir en España 1

Fondos Indexados: Invertir en España

Conozca el Funcionamiento de los Fondos Indexados para Invertir en España

Los fondos indexados son aquellos que tratan de replicar de la forma más exacta, el comportamiento de un índice bursátil o un índice de renta fija.  Su punto de inflexión es tratar siempre de distanciarse lo mínimo posible del comportamiento que ese índice tenga.

Pongamos un ejemplo para que nos entendamos mejor. Imagina que decides invertir en un fondo conocido como el ibex35 de España (es sólo un ejemplo para que lo entiendas mejor ya que este no sería el índice ideal para este tipo de inversión). Pues bien, tendrías que tener una cartera comprando acciones de las empresas que cotizan en el Ibex35 para que tu cartera sea lo más exacta posible al devenir del índice.

Fondos Indexados vs Otros Fondos

A diferencia de los fondos de gestión activa, los tradicionales que son gestionados por un banco por ejemplo, este tipo de fondos indexados son de gestión pasiva por lo que los gastos y comisiones que tienen son muy bajos y una vez invertido su dinero, no se realizarán nuevas estrategias sobre su cartera.

Este es un punto muy importante que al fin y al cabo nos va a hacer que ganemos más o menos dinero. Ten en cuenta que el objetivo de este tipo de fondos indexados es tener el capital invertido cuanto más tiempo mejor. Por esta razón, minimizar el máximo posible los gastos de gestión es fundamental para maximizar beneficios.

Existen muchos tipos de fondo de inversión, como lo son: de renta fija, monetarios, mixtos, de pensiones, de retorno absoluto, de materias primas, garantizados y estructurados. Cada uno tiene características distintas, que se pueden adaptar al tipo de inversión que desea realizar, y para ello es importante que revise los detalles, como las tasas de interés, las comisiones y el plan de inversión.

fondos indexados
Fondos Indexados, una forma atractiva de invertir en España

Tasas de Interés de los Fondos Indexados

La principal ventaja que tienen los fondos indexados o también conocidos como fondo índice, es que a diferencia de un fondo de inversión gestionado, las comisiones suelen ser muchísimo más bajas. Aun así, hay que prestar atención a lo que vamos a pagar por ellos ya que suele haber diferencias entre uno y otro, además de las comisiones por custodia que nos cobrará nuestro banco o gestor.

La comisión media suele ser de entre un 0,20% y un 0,30% anual, como podéis comprobar, muy por debajo de los fondos tradicionales gestionados. Bajo esta premisa nacieron por ejemplo los fondos Vanguard, los más famosos y utilizados a día de hoy, con unas comisiones mucho más bajas que los mejores fondos de inversión de España.

En ocasiones, hay fondos que cobran una comisión de suscripción para evitar perjudicar a los inversores que ya había previamente en dicho fondo, pero aun así, se trata igualmente de pequeñas comisiones.

De todas formas, por norma general, los fondos que tienen más activos gestionados, que son los que más nos interesan, son igualmente los que tienen unas comisiones de gestión más bajas.

La misión principal de los fondos índice es copiar de la forma más fiel posible el comportamiento de un índice. Así pues, resulta obvio asegurarse de que la evolución del fondo elegido sea lo más similar posible al índice que intenta replicar, de lo contrario no tendría sentido.

Para valorar la fidelidad del fondo al índice, se utiliza lo que denominamos el tracking error. Lo que hace es medir la desviación que el fondo tiene respecto al índice replicado, siendo 0 la desviación mínima y hacia donde todo fondo indexado se tiene que dirigir.